Fascinación por la Plastinación

¿Qué es la plastinación?

Es una técnica creada por el médico anatomista Gunther von Hagens en 1977 para la preservación de tejidos humanos y animales, mediante la cual, grasa y fluidos corporales son reemplazados por materiales sintéticos como resinas elásticas de silicona o polímeros epoxi.

Los resultados de la plastinación son tejidos o cuerpos secos, inodoros y durables, lo cual los hace especialmente valiosos como herramientas educacionales tanto para profesionales médicos como para el público en general.

Es un proceso relativamente sencillo que consta de 4 pasos:

1. EMBALSAMADO Y DISECCIÓN ANATÓMICA

Formaldehido o otras sustancias para preservar son bombeadas por las arterias para eliminar todas las bacterias y prevenir la descomposición de los tejidos. Este proceso puede llevar unas 3/4 horas.

A continuación comienza la disección. Grasa, piel y tejidos conectivos se separan para preparar las diferentes estructuras anatómicas. Esta parte, que es la más compleja del proceso, puede tomar entre 500 y 1000 horas dependiendo de la complejidad del espécimen.

2. ELIMINACIÓN DE LA GRASA CORPORAL Y AGUA

Una vez terminada la disección comienza el verdadero proceso de plastinación. En primer lugar, el agua y las grasas solubles son disueltas en un baño de acetona. Bajo ciertas condiciones de baja temperatura, la acetona es capaz de reemplazar el agua del interior de las células.

3. IMPREGNACIÓN FORZADA

En este paso, el espécimen es sumergido en un baño de polímero líquido como goma de silicona, poliester o una resina epoxi. Mediante la creación de vacío se consigue que la acetona hierva a baja temperatura. De este modo, la acetona se evapora abandonando las células y permitiendo al polímero penetrar en ellas. Este proceso puede durar entre dos y cinco semanas.

4. POSICIONAMIENTO

Después de la impregnación forzada, el cuerpo es todavía flexible y puede ser puesto en la postura deseada. Cada estructura anatómica se posiciona y fija con la ayuda de alambres, agujas, abrazaderas y bloques de espuma. Este paso requiere grandes conocimientos anatómicos y puede llevar semanas o incluso meses.

5. CURADO (ENDURECIMIENTO)

En el paso final, el espécimen es endurecido. En función del polímero empleado, este paso se realiza con gas, luz o calor. El curado protege el tejido plastinado de la descomposición.

El proceso completo requiere alrededor de 1500 horas de trabajo y se suele llevar a cabo en el período de 1 año.

Fuente:

1.- «Body Worlds»Institute for Plastination.

Quizás te pueda interesar: