Envejecimiento Humano

Vamos a analizar el proceso de envejecimiento humano a partir de los estudios más recientes tratando de dar respuestas a las preguntas más comunes al respecto. Nos haremos eco de las últimas investigaciones y avances que surjan en este campo actualizando la información publicada.

¿Qué es el envejecimiento?

A mediados siglo pasado la hipótesis era que las mutaciones en nuestro ADN eran la causa que nos hacía envejecer. Ahora podemos afirmar según los últimos estudios realizados en esta área que este no es el único motivo que nos hace envejecer.

La propia clonación de un organismo adulto nos demuestra que es capaz de vivir tanto como uno nacido de manera natural y por lo tanto desmiente dicha hipótesis. Esto no sucedió con la famosa obeja Dolly ( primer mamífero clonado), sin embargo ya hay multiples casos de animales clonados con vidas normalmente largas.

Hasta hace bien poco se creía que los telómeros eran los únicos responsables de nuestro envejecimiento. Los telómeros son una secuencia del ADN que está en las puntas de los cromosomas y con cada division celular se van acortando. Cuando los telomeros son demasiado cortos, los cromosomas terminan deshilachando y por lo tanto ya no se pude emplear la información que contienen. Llegados a este punto, las célucas perderían la capacidad de dividirse, condición indispensable para que la vida pueda seguir adelante.

Sin embargo, existen otros indicios que son los que centran las investigaciones en estos momentos. El principal es la acumulacion de células senescentes en los organismos. Las células senescentes son céluas que viven en tu cuerpo, inflaman las celulas de alrededor, provocan mala comunicacion intercelular y disfuncion mitocondrial.

Caracteristicas de las celulas mas viejas:

  1. Inestabilidad genómica
  2. Desgaste de los telómeros
  3. Alteraciones epigenéticas
  4. Pérdida de proteostasis
  5. Detección de nutrientes desregulada
  6. Disfunción mitocondrial
  7. Senescencia celular
  8. Agotamiento de células madre
  9. Comunicación intercelular alterada

Por lo tanto el envejecimiento sería la acumulación de estas células senescentes en nuestro organismo.

¿Cuál es la razón del envejecimiento?

Son ya numerosas las investigaciones que apuntan a la perdida de informacion en el epigenoma y no tanto a la degradación del propio ADN como la principal causa del envejecimiento humano.

¿Qué es el epigenoma?

Todas las células de nuestro cuerpo tienen el mismo genoma (ADN) pero diferentes tipos de celula poseen diferente epigenoma. Es precisamente el epigenoma el que determina la función que debe realizar cada célula. Por lo tanto el epigenoma son una serie de compuestos químicos que se encargan de empaquetar el ADN enrollandolo y dejando partes fuera del carrete para poder codificar diferentes proteinas. El epigenoma es responsable de encender y apagar diferentes partes del ADN y lo hace a través de proteinas llamadas histonas y de ciertos marcadores como la metilación (agregación de grupos metilo a la molecula de ADN).

A medida que se envejece, perdemos informacion del epigenoma, de manera que las celulas pierden la información que les hace comportarse como deben.

Edad biológica y daños en el ADN

Cada vez que nuestro ADN sufre una alteración, la célula tiene que restablecer sus estructuras, lo cual ocurre aproximadamente en un 99% cada vez, de manera que ese 1% restante que no se restituye podría considerarse el proceso de envejecimiento. Al pasar el tiempo las histonas no regresan a los lugares correctos y la metilación del ADN es agregada en lugares incorrectos.

Existe un método que consiste en la lectura del patrón de metilación (reloj epigenético de Horvath) que nos indica la edad biológica de nuestras células. Este método fue desarrollado por Steve Horvath, profesor de Genética Humana en la Escuela de Medicina de UCLA y de Bioestadística en la Escuela de Salud Pública Fielding de UCLA. Según este reloj, todas las células madre son recién nacidos y se ha comprobado que mediante el proceso de transformación de las células de un adulto en células madre pluripontenciales reajusta el reloj de las células a cero. Este descubrimiento nos acerca a la idea de que existe un método pare retroceder el reloj biológico del cuerpo humano y ponerlo de nuevo a cero.

¿Qué medidas podemos tomar para reducir el ruido en el epigenoma?

Como ya hemos visto en nuestra página de consejos de vida saludable, existe una teoria que dice que las primeras bacterias desarrollaron dos modos de vida diferentes. De manera que cuando los tiempos eran buenos usaban su energia para crecer y reproducirse, pero cuando el tiempo era malo, usaban su energia para proteger y reparar sus células. Esto lo hacían gracias a unos genes de respuesta hormética que, entre otras cosas, crean enzimas que mantienen el epigenoma. Hoy en día, sabemos que estos genes también se encuentran en nosotros los mamíferos y también sabemos cómo estimularlos. De manera que si favorecemos la estimulación de dichos genes, ellos se encargarán de mantener la información epigenética de nuestras células en buen estado frenando así el proceso de envejecimiento.

Uno de estos genes es el denominado SIRT1. Este gen localizado en el cromosoma 10 se expresa mediante las proteínas llamadas Sirtuinas, las cuales intervienen en la silenciación y protección de otros genes. Este gen presenta una actividad óptima en las personas jóvenes lo cual les aporta protección contra las enfermedades que aumentan su incidencia con el envejecimiento ( como el colesterol, la hipertensión, diabetes, obesidad, cáncer, Alzheimer, Parkinson). Por todo esto se le conoce como el gen de la longevidad.

Como ya hemos comentado, los telómeros se acortan de forma natural con la edad, pero también se sabe que ciertas conductas aceleran este proceso y ahora sabemos que esto ocurre porque precisamente lo que ocurre es que se inactiva el gen SIRT1.

Por ello, lo primero que debemos hacer para frenar nuestro proceso de envejecimiento es evitar las conductas poco saludables como:

  1. fumar
  2. sedentarismo
  3. estrés
  4. falta de sueño
  5. dieta desequilibrada

Las investigaciones llevadas a cabo por los científicos en el departaemnto de genética de la universidad de Harvard han demostrado que existen conductas saludables que pueden activar este gen y estas son:

  1. Evitar daños en tu ADN (evita la exposición al sol y los rayos X)
  2. Comer menos ( restricción calórica )
  3. Comer menos proteinas
  4. Haz ejercicio con intervalos de alta intensidad ( tu cuerpo debe sentirse como si estuvieras en peligro)
  5. Estar incómodamente frío (dándote una ducha de agua fría o al menos terminando con par de minutos de agua fría)
  6. Estar incómodamente acalorado ( hacer sauna )
  7. Ingerir RESVERATROL, un potente antioxidante que se encuentra en la piel de algunas frutas como las uvas, arándanos frambuesas y moras.

Como fuente de estos datos nos remitimos a los estudios realizados por el Profesor David Sinclair y su equipo en la universidad de Harvard donde él trabaja desde 1999.

Quizás te pueda interesar:

Termometro Infrarojos
Herramientas de Diagnóstico médico
figura sistema muscular
Figuras de Anatomía Humana
juego el cuerpo humano
Juegos Educativos